trackerFB
Borja Carabante

Entrevistamos a Borja Carabante, Delegado del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid.

El Plan de Movilidad Madrid 360 plantea objetivos ambiciosos para la ciudad, como la reducción en un 65% de las emisiones de CO2 o el descenso del 10% del tráfico rodado ¿Cuáles son las medidas clave que se van a ejecutar para llevarlas a cabo?

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Madrid aglutina la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 y las dos ordenanzas que la sustentan (ordenanza de Movilidad Sostenible, la ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad), la Hoja de Ruta para la Neutralidad Climática, el Plan Estratégico de la EMT y el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2021-2023. 

Estamos avanzando en la mejora del transporte público, en la mejora de la sostenibilidad con la creación de las zonas de bajas emisiones, la mejora de las infraestructuras como la remodelación de Nudo Norte. También mejoramos la seguridad vial teniendo en cuenta los colectivos más vulnerables avanzando hacia el objetivo de víctimas 0. 

También seguiremos avanzando en la integración de todos los nuevos operadores del ecosistema de la movilidad que continúan evolucionando, y para ello usaremos las nuevas tecnologías.

La puesta en marcha de la Zonas de Bajas Emisiones de Especial Protección en Centro y en Plaza Elíptica, Madrid como Zona de Bajas Emisiones a partir de 2025, la peatonalización de Sol, los aparcamientos de alta rotación, la reforma del Nudo Norte, descarbonizar la capital eliminando las calderas de carbón… Sin duda, las ordenanzas en las que se basan nuestras acciones, la de Movilidad Sostenible, y la de Calidad del Aire y Sostenibilidad, sitúan a Madrid como una de las capitales europeas que más está trabajando en estos aspectos. Son datos objetivos, con los que trabajan nuestros técnicos municipales y los que nos empujan a continuar en esta línea de trabajo. Por ejemplo, la Ordenanza de Movilidad Sostenible permitirá rebajar 1.563 toneladas de óxidos de nitrógeno emitidos a la atmósfera anualmente, según la Universidad Politécnica, o la aplicación de la ZBEDEP de Plaza Elíptica supondrá una reducción del tráfico del 18 %, llegando a eliminar 1.472 vehículos en hora punta de la mañana. Considero que esta es la senda a seguir y en la que iremos trabajando de modo progresivo hasta el 1 de enero de 2025, fecha en que toda la ciudad será Zona de Bajas Emisiones. 

Recientemente han anunciado la segunda convocatoria de ayudas para reducir las emisiones de vehículos de mercancías ¿Cómo de necesario es fomentar ese cambio para reducir las emisiones dentro del transporte de mercancías? ¿Qué acogida tuvo la primera convocatoria? 

La Distribución Urbana de Mercancías supone el 10% de la flota, el 20% de la congestión del tráfico y el 30% de la contaminación y por eso es un pilar esencial sobre el que debe pivotar la nueva estrategia de movilidad sostenible y es un instrumento al servicio de lograr una ciudad más descarbonizada pero desde las administraciones debemos ayudar a que las empresas hagan esa transición energética. Pero hablamos de transición y no ruptura del modelo productivo y económico y por eso hemos puesto en marcha las ayudas del Plan Cambia 360.  

Este año con las ayudas para la adquisición de vehículos contaminantes hemos elevado las ayudas por solicitante y vehículo. Para los vehículos pesados entre un 20 % y un 75 %, pero también para la distribución con bicicletas, ciclomotores y motocicletas, aumentando las cuantías entre un 16,7 % y un 33 %.

Desde el Ayuntamiento hemos lanzado esta subvención de 2 millones de euros, pero además, con la posibilidad de que puedan beneficiarse de las ayudas de otras administraciones o incluso incrementar en 3.000 euros la que nosotros ofrecemos, si el solicitante achatarra otro vehículo sin clasificación ambiental.

Borja Carabante
Borja Carabante, Delegado de Gobierno en el área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

Del mismo modo, también habéis abierto la misma convocatoria para vehículos particulares, a la que destinarán 10,5 millones de euros ¿Cómo de importante es este incentivo económico?

Esencial, pero no solo porque el Ayuntamiento lo considere así, sino porque las solicitudes se desbordaron en el 2021. Por eso, este año hemos doblado la cuantía, porque los madrileños lo reclaman y hay que escuchar sus demandas. En 2021 la subvención fue de 5,5 millones de euros y este año de 10,5. Para la compra de vehículos ECO, el Ayuntamiento ha previsto un crédito de 7 millones de euros. Para los CERO emisiones ,3 millones de euros y para los vehículos de clasificación ambiental C hay un crédito total de subvenciones de 500.000 euros. Este año también se agotó el crédito en cuestión de horas motivo por el cual hemos ampliado el crédito en 4 millones de euros. 

En alguna ocasión ha mencionado la importancia de mejorar los desplazamientos en transporte público en una ciudad como Madrid, donde se producen 12 millones de desplazamientos ¿Qué tienen previsto hacer para incentivar su uso?

Hemos creado 7 nuevas líneas, como la 170 que une los PAU del norte de la ciudad o la primera línea cero emisiones y cero costes para los viajeros, que se puso en marcha en febrero de 2020. A esta le siguió en igual condiciones la línea 002, que une Puerta de Toledo y Argüelles y la Línea que circunvala el distrito de Centro, la C03.

Otra de las medidas que hemos puesto en marcha con una gran respuesta por parte de los madrileños es la política de gratuidad en momentos puntuales como la vuelta al colegio después del verano y la Navidad. 

¿Cuál es el papel de la bicicleta en el modelo de futuro sostenible en Madrid?

La movilidad sostenible pasa indiscutiblemente por el uso de los vehículos de movilidad personal como la bicicleta y por eso en Bicimad estamos llevando a cabo una verdadera metamorfosis. Hemos destinado 48,8 millones de euros para renovar tecnológica e íntegramente el sistema en el primer semestre de 2023. Supondrá renovar la flota de Bicimad, las estaciones, y mejorar tecnológicamente la aplicación móvil de gestión para los usuarios. 

Queremos ofrecer a los madrileños alternativas reales, por ello, extenderemos el sistema por todos los distritos de la capital con la implantación de 600 bases y 7.500 vehículos.

En cuanto a la infraestructura tenemos un compromiso por ampliarla. Ahora mismo estamos construyendo el primer tramo del carril bici de Castellana, entre Plaza Castilla y Raimundo Fernández Villaverde. 

Una de las necesidades detectadas con el crecimiento del uso de la bicicleta en grandes ciudades es la demanda de parkings de bicicletas en las ciudades ¿Qué previsiones tiene Madrid al respecto?

La red actual de aparcabicicletas de la ciudad de Madrid ha sido el resultado de un programa de trabajo derivado de dos vías de trabajo diferentes. Por un lado, por iniciativa propia, hemos creado una red de aparcabicicletas en función de los principales generadores de viajes pero también lo hemos hecho en respuesta a las peticiones de los ciudadanos particulares e instituciones de todo tipo.

La Ordenanza de Movilidad Sostenible, aprobada en septiembre de 2021, es la ordena y regula el estacionamiento de las bicicletas y el resto de vehiculos de movilidad personal. Hemos aumentado las plazas de aparcabicicletas un 23,2% desde 2019. Tenemos un total de 12.970 plazas en 1402 ubicaciones. 

A finales de marzo pusieron en marcha las obras del carril segregado de la Castellana, que implicará 4,25 km de carril bici desde Plaza Castilla a Raimundo Fdez. Villaverde una vez finalicen las obras en 2023 ¿Qué valor le da a esta nueva infraestructura ciclista?

Este corredor permitirá incrementar en 3.000 el número de viajes diarios realizados en bicicleta en el nuevo eje, alcanzando los 4.000 desplazamientos. Y esto sin olvidar al peatón, para el que se ganará 27.000 metros cuadrados de superficie y cinco nuevos pasos de cebra. En la actualidad, se registran en este espacio 56.000 desplazamientos peatonales diarios, por lo que consideramos que esta intervención es muy necesaria para incentivar tanto la movilidad en bicicleta como peatonal. 

No podemos dejar de hablar de movilidad sostenible y de micromovilidad en las ciudades sin mencionar al patinete eléctrico y el imparable crecimiento de su uso ¿Cómo han afrontado este cambio en la dinámica de movilidad tan visible?

Fomentar la movilidad sostenible es clave para esta corporación y la micromovilidad es parte de ello. Este año hemos sacado la segunda edición del Plan de Ayudas Cambia 360 con una inversión de 500.000€ para adquirir vehículos de micromovilidad, entre los que se encuentran los patinetes eléctricos.

Esto va acompañado de la creación de nuevos aparcapatinetes en toda la ciudad. Como decía anteriormente, contamos con 12.970 plazas. 

Pero desde el Ayuntamiento tenemos que velar por el cumplimiento de la Ordenanza de Movilidad Sostenible que regula como deben circular y dónde deber aparcar, por eso también hemos puesto en marcha campañas informativas para que a los usuarios les quede claro que pueden y que no pueden hacer. 

Los patinetes están obligados a circular por carriles bici, ciclocalles, zonas 30 y calles con velocidad limitada a 30 km/h. No pueden hacerlo por aceras, zonas peatonales, carriles a 50 km/h ni carriles bus. En el carril multimodal -los ciclocarriles- solo podrán circular con casco. Al pasar cerca de un peatón en aceras-bici, sendas ciclables, zonas 20, calles de plataforma única o caminos de más de tres metros en parques, tendrán que guardar una distancia de un metro. 

Para aparcar, su sitio son las reservas y bandas de estacionamiento. En acera solo cuando no haya reserva específica en menos de 50 metros y se deje un ancho libre de paso de tres metros. Está prohibido aparcar en calles peatonales, en el ámbito de las paradas de autobús y reservas para personas con movilidad reducida.

Hace poco inauguraban en la ciudad 10 nuevas plazas de parking para Carsharing, un fenómeno todavía residual en España pero que puede contribuir a optimizar los trayectos en coche ¿Qué papel le atribuyen a esta forma de movilidad en el cambio modal necesario para alcanzar los ODS 2030?

Puede que el carsharing en España aún sea residual pero en Madrid es una forma de movilidad asentada. Considero que la capital se encamina hacia un modelo de transporte híbrido que combina las distintas opciones que tienen los ciudadanos para ir de un lugar a otro a través de modos sostenibles. Es evidente que siempre habrá factores externos, situaciones por la que un individuo elija uno u otro modo de moverse, pero el reto es que la intermodalidad sea una opción real y que el madrileño escoja en función de sus necesidades.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*