Mantener tu bicicleta en óptimas condiciones de funcionamiento es más importante de lo que parece.

La bicicleta es tu vehículo cotidiano. Un vehículo recomendado por la OMS. Como tal, te recomendamos un mantenimiento básico para que esté en óptimas condiciones de uso. Es importante ya que redunda en confort y seguridad. Además, evitarás posibles averías que te pueden dejar tirado en ruta. Una faena cuando se trata de garantizar nuestra movilidad diaria de forma segura, ágil y eficiente.

En este artículo de describimos algunas recomendaciones para el mantenimiento básico de tu bicicleta.

1.- Limpieza y lubricación

La humedad y la suciedad en unos de los peores enemigos para el mantenimiento de tu bici. Facilita la oxidación y desgasta la transmisión. Por ello es necesario mantenerla siembre limpia y seca.

Muchos componentes (cadena, piñones, platos, …) requieren lubricación para alargar su vida útil. Es importante engrasar de manera regular la transmisión de tu bicicleta.

Elementos de una bicicleta

2.- Frenos

Cuidar y revisar los frenos resulta imprescindible para evitar accidentes. Vigila el desgaste de zapatas, pastillas y discos, según corresponda, para sustituir estas piezas de forma preventiva, antes de que nos den problemas.

3.- Neumáticos

Ajusta la presión de los neumáticos es el factor que más incidencia tiene en el comportamiento de la bici. Rodar con una presión inadecuada afecta a la adherencia, la capacidad de frenado y al desgaste. Con la presión correcta rodaras mejor, te cansaras menos y evitaras pinchazos.

Vigila una correcta banda de rodamiento para mejorar la adherencia, sobre todo en mojado.

¡Tu bici es tu vehículo! Te agradecerá una puesta a punto en tu mecánico de confianza. Es importante el mantenimiento óptimo de tu bicicleta.

4.- Transmisión

Controla regularmente de desgaste de los componentes de la transmisión, con especial atención a la cadena.

5.- Cambio, holguras, dirección y suspensión

Revisa cables, fundas y un correcto ajuste del cambio para un funcionamiento suave.

Controla las holguras y apriete de tornillos de los principales elementos como la dirección, pedales, pedalier, horquilla y sillín. Un tornillo flojo puede ser causa de un accidente grave.

Regula los elementos como la altura del sillín para una posición cómoda. Revisa el correcto funcionamiento de la suspensión para alargar su duración.

6.- Luces y timbre

Es importante validar el correcto funcionamiento de las luces delantera (blanca) y trasera (roja),

Otros elementos como los catadióptricos (reflectantes) para ser vistos y el timbre, además de ser elementos obligatorios, son importantes para la seguridad.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*