trackerFB
Estrategia Estatal por la Bicicleta

El pasado lunes el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) presentaron la primera Estrategia Estatal por la Bicicleta (EB).

Este plan estatal ya se aplica en otros países, y va en línea con la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030.

Con un horizonte marcado en el periodo 2020-2025, la EB se ha marcado como clave la reivindicación de la movilidad “como derecho, elemento de cohesión social y de crecimiento económico”.

Con la idea de solucionar los problemas reales de movilidad han apostado por trazar esta EB en base a los pilares de seguridad, sostenibilidad y conectividad.

Estos pilares tienen como objetivo romper con las barreras que han venido haciendo que el uso de la bicicleta en España haya sido hasta ahora residual, en comparación con otros países de nuestro entorno.

Dado que no todos los días se presenta en España una Estrategia Estatal por la Bicicleta, para la ocasión hemos querido hacer un desglose detallado de todas sus claves y dirimir por qué este plan lanzado por el MITMA puede contribuir al cambio hacia modos más sostenibles de convivencia que supone la bicicleta.

Índice de contenido

➡️¿Cuál es la visión sobre la que se inspiran los objetivos de la Estrategia Estatal por la Bicicleta?

➡️¿Cuáles son los puntos que la EB considera prioritarios en su estrategia estatal?

➡️¿Cómo se ha diseccionado la Estrategia Estatal por la Bicicleta?

➡️Cambio cultural: sensibilización, formación y comunicación

➡️Salud, bienestar y dimensión social de la bicicleta

➡️Infraestructura ciclista

➡️Instrumentos para facilitar la movilidad ciclista

➡️La bicicleta como medio de transporte cotidiano

➡️Seguridad y regulación. Mejora de la seguridad actualización de la normativa, formación, comunicación y concienciación en movilidad ciclista

➡️Cicloturismo

➡️Ocio y deporte en bicicleta

➡️Oportunidades y cadena de valor de la bicicleta

➡️Coordinación institucional y financiación

➡️Conclusiones

¿Cuál es la visión sobre la que se inspiran los objetivos de la Estrategia Estatal por la Bicicleta?

Partiendo de los pilares mencionados anteriormente, la Estrategia Estatal por la Bicicleta tiene la visión y misión de:

  • Aumentar la cuota modal de bicicleta en detrimento de los vehículos de uso a motor.
  • Disminuir los accidentes de tráfico y su gravedad.
  • Mejorar la salud.
  • Mejorar la calidad del aire.
  • Dar mayor protagonismo a opciones de ocio y turismo más activas, ya sean urbanas, rurales o de naturaleza.
  • Avanzar en la igualdad de género.
  • Contar con una movilidad menos dependiente y más flexible.
  • Ofrecer mayor autonomía de movilidad en la infancia y la adolescencia.
  • Generar ciudades más amables y pacíficas para los grupos más vulnerables.
  • Poner en valor el cicloturismo como enriquecedor del patrimonio cultural e histórico de las ciudades y territorios.
  • Contribuir a que la bicicleta impulse la economía local.
  • Ofrecer mayor dinamismo al sector de la bicicleta.
  • Contar con un sistema de reparto de mercancías en ciudad más sostenible.

¿Cuáles son los puntos que la EB considera prioritarios en su estrategia estatal?

Partiendo de la visión mencionada, hay 5 puntos a los que la Estrategia Estatal por la Bicicleta atribuye especial importancia y considera prioritarios:

  1. Avanzar en la movilidad sostenible a través de un cambio modal a la bicicleta, estableciendo como “necesidad urgente” reducir el tráfico motorizado.
  2. Promover la vida saludable mediante la movilidad activa.
  3. Aprovechar el potencial del cicloturismo.
  4. Fomentar y proteger el ocio y el deporte en bicicleta.
  5. Coordinar la acción del Estado en el fomento de la bicicleta.

¿Cómo se ha diseccionado la Estrategia Estatal por la Bicicleta?

Para llevar a cabo la misión planteada y desarrollar cada una de las prioridades, el plan ha sido dividido en un total de 10 áreas temáticas que se subdividen en 28 bloques de acción.

Principalmente en lo referente a los bloques de acción se desprende de forma clara la dimensión de los objetivos establecidos.

Haciendo una lectura pausada de cada una de las áreas temáticas se puede entrever el mayor protagonismo de unas áreas sobre otras, el enfoque cultural desde el que se plantea el fomento de la bicicleta y la capacidad de maniobra que se han marcado desde el MITMA.

Hemos querido diseccionar área por área tanto los objetivos como las acciones previstas en cada uno de ellos de cara a presentar hasta qué punto se trata de un planteamiento ambicioso.

Cambio cultural: sensibilización, formación y comunicación

La primera de las áreas temáticas se focaliza en el trabajo de sensibilización de los usos de la bicicleta en las diferentes vertientes: movilidad cotidiana, ocio, deporte, turismo, etc.

Una de las barreras de acceso a la bicicleta tiene que ver con percepciones ciudadanas (inseguridad vial, desconocimiento de infraestructuras existentes, etc.). Por ello la Estrategia Estatal por la Bicicleta da rienda suelta a un plan de acciones bastante amplio que han dividido en dos bloques: promoción de la bicicleta y formación en movilidad ciclista.

¿Cuáles con los objetivos de este área temática?

  • Identificar la bicicleta como parte de un estilo de vida activo.
  • Incentivar la bicicleta en el medio rural.
  • Fomentar la movilidad activa desde la infancia y con un enfoque de género.
  • Transmitir una imagen atractiva, inclusiva, calmada, saludable, segura e innovadora.
  • Ganar presencia de la bicicleta en medios de comunicación, con mensajes positivos y adaptados a cada público objetivo.
  • Impulsar los proyectos de fomento de la bicicleta procedentes de ámbitos locales y sociales.
  • Informar al público objetivo sobre normativa, seguridad, rutas, destinos y beneficios del uso de la bicicleta.
  • Formar a alumnado, progenitores y profesorado sobre movilidad segura y manejo de la bicicleta.
  • Disponer de un ente que se ocupe de unificar criterios de trabajo y de comunicación en todo lo referente a la promoción de la bicicleta en las diferentes AA. PP.
  • Realizar campañas de divulgación sobre el uso de la bicicleta, sus normas y buenas prácticas.

¿Qué acciones están previstas en esta área temática?

Como hemos mencionado, esta área temática ha sido dividida en dos bloques. En el bloque de acciones de promoción de la bicicleta han establecido las siguientes:

  • Creación de campañas estatales de movilidad activa en las que se presenten los beneficios de andar o moverse en bicicleta por la ciudad, poniendo el foco de atención en los colectivos que tradicionalmente han utilizado menos la bicicleta.
  • Impulsar la elaboración de un manual de estilo para las campañas sobre bicicleta y de cómo incluir la misma en campañas institucionales, haciendo especial hincapié en contraargumentar los riesgos reputacionales de la bicicleta en medios de comunicación.
  • Lanzar campañas que impulsen planes de movilidad ciclista a centros de trabajo y de fomento de la movilidad sostenible y segura a los centros educativos, con un reconocimiento a las buenas prácticas.
  • Poner en marcha programas de eventos para promover el uso de la bici para ir al trabajo y crear una guía que incentive dicha práctica.
  • Desarrollar una web referente sobre cultura, documentación y conocimiento en torno a la bicicleta.
  • Se creará un repositorio de estudios de impacto de la bicicleta en la salud, la equidad y la sostenibilidad.

En el bloque correspondiente a la formación en movilidad ciclista han añadido las siguientes acciones:

  • Desarrollar actividades de educación vial para promover la movilidad segura usando espacios de centros escolares.
  • Desarrollar y publicar cursos online abiertos sobre circulación segura en bicicleta, mecánica básica y primeros auxilios para público general.
  • Lanzar programa de ayudas para realizar actividades ciclistas en centros educativos.
  • Elaborar un manual de formación de ciclistas como documento de apoyo para la formación de formadores.
  • Promover la sensibilización en las autoescuelas con los conductores de vehículos a motor en lo referente a movilidad ciclista.
  • Revisar la posibilidad de crear una titulación oficial de técnicos y mecánicos de bicicletas.
  • Diseñar un programa especializado en cicloturismo como competencia específica en la formación de guía de turismo activo.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

Una de las problemáticas fundamentales y que a la vez hace de barrera de acceso al uso cotidiano de la bicicleta tiene que ver con la siniestralidad vial. En este sentido, las acciones destinadas a promover una mayor concienciación con el ciclista por parte de conductores de vehículos a motor es una buena noticia.

También destacamos que se planteen campañas de fomento de la bici para acudir al trabajo, algo que venimos reivindicando desde hacer tiempo desde aquí.

Salud, bienestar y dimensión social de la bicicleta

Esta segunda área temática es referente a otro aspecto del que también hemos venido hablando largo y tendido en el blog: el valor que tiene la bicicleta en la salud de las personas, y cómo puede contribuir desde una vertiente social.

¿Cuáles con los objetivos de esta área temática?

  • Reducción de la contaminación atmosférica y acústica en las ciudades.
  • Apoyo a la investigación académica sobre beneficios para la salud y el bienestar social en el uso de la bicicleta.
  • Plasmar los avances científicos en materia de salud, bienestar y bicicleta con información accesible y clara para las Administraciones Públicas.
  • Promocionar la vida saludable a través del uso de la bicicleta con un enfoque de equidad.
  • Difundir modos de evaluación del impacto de la salud en iniciativas ciclistas.
  • Apoyo a iniciativas sociales que estén relacionadas con movilidad ciclista y contribuyan a la mejora de la salud de las personas.
  • Impulso de la participación social en el diseño, ejecución y evaluación de políticas de uso de bicicleta.

¿Qué acciones están previstas en este área temática?

Las acciones previstas se dividen también en dos bloques: fomento de una vida saludable en bicicleta y soporte a la innovación social en movilidad ciclista.

La sección de fomento de la vida saludable está destinada a aprovechar la bicicleta como instrumento de mejora de la salud pública y establece 3 acciones principales:

  • Inclusión en webs de promoción de la salud de recursos como rutas saludables, asociaciones ciclistas, centros de formación, actividades de promoción del uso de la bicicleta, puntos de alquiler de bicicletas y servicios relacionados con la bicicleta.
  • Creación de guías para la inclusión del uso de la bici en políticas de salud y sostenibilidad a través de la participación ciudadana. También se contempla la elaboración de guías para fomentar entornos y estilos de vida saludable y sostenible enfocados a la equidad en públicos prioritarios (mujeres, menores, adolescentes y personas mayores).
  • Comunicación para fortalecer el transporte activo en bicicleta.

En lo que respecta a la parte de soporte a la innovación social en movilidad ciclista, el propósito de las acciones va en línea con la idea de fomentar la movilidad desde una vertiente inclusiva, igualitaria, con enfoque en el bien común, la corresponsabilidad y la solidaridad.

Además, da valor a la idea de apoyar las diferentes iniciativas a través de la experiencia acumulada por entidades especializadas en el sector. Las acciones propuestas son las siguientes:

  • Impulsar proyectos de economía social donde la bici tendrá un papel relevante.
  • Detectar grupos en riesgo de exclusión social y documentar proyectos que se pueden llevar a cabo para apoyarlos desde la movilidad ciclista.
  • Elaboración de guía para implicar a nivel territorial a las entidades e iniciativas ciclistas: mapeo de actores sociales locales, resolución de conflictos entre entidades, etc.
  • Coordinar con expertos en la materia la creación de materiales y guías de diseño y dinamización de procesos de participación, codecisión y cocreación en todo lo que afecte a la movilidad en bicicleta.
  • Tener en cuenta la perspectiva de igualdad de género en la estrategia de planificación y diseño de infraestructuras, en la elaboración de normativas o en la promoción deportiva, turística y de ocio.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

Que la bicicleta se plantee como un eje de cambio social da buena cuenta de la trascendencia que se le pretende dar: no estamos tan solo ante un vehículo sino ante un elemento que puede ayudar a conectar comunidades y a crear territorios que lleven una vida más saludable.

También es destacable la perspectiva de género introducida, un aspecto que resulta casi omnipresente en cada una de las áreas temáticas definidas. El hecho de que se plantee el fomento de la bicicleta con la mirada de quienes cuentan con cuotas más bajas de uso de la misma es un buen comienzo para detectar barreras de entrada menos visibles a ojos del usuario cotidiano.

Infraestructura ciclista

El área dedicada al diseño de nuevas redes que garanticen un uso de la bicicleta seguro es una de las que cuenta con un mayor número de objetivos. Al fin y al cabo, de la inversión en infraestructuras depende en buena parte la percepción de usabilidad que pueda haber sobre la bicicleta. Sin acciones clave en esta área es más complejo avanzar.

¿Cuáles con los objetivos de este área temática?

En este sentido, los objetivos planteados van en la línea de la conectividad de la bicicleta con otros modos de transporte, de la mejora de la seguridad vial y de la seguridad frente al robo, haciendo especial hincapié en el papel crítico que tiene el diseño de los parkings de bicicletas. En definitiva, la idea es conseguir que el uso de la bicicleta sea cómodo a través de:

  • Desarrollo de redes ciclistas que se adecúen al tamaño de la población.
  • Creación de redes continuas, cómodas y seguras para la comunicación urbana, con redes viarias aptas para el ciclismo segregado siempre que sea necesario.
  • Desarrollar redes ciclistas acordes con el tamaño y la distribución de las poblaciones.
  • Unificación y optimización de criterios de diseño, señalización y tipología de vía para bicicleta.
  • Estacionamientos públicos seguros en puntos clave, con vigilancia y que respeten el espacio peatonal.
  • Disposición de espacios de estacionamiento de bicis en edificios de viviendas, oficinas y comercios.
  • Mantenimiento y conservación de vías y arcenes para uso de la bicicleta.
  • Mantenimiento de vías y rutas cicloturistas en buenas condiciones para asegurar un uso seguro.
  • Contribuir en la difusión de información útil, accesible y actualizada sobre itinerarios en bicicleta.
  • Formación a técnicos en infraestructuras y movilidad en bicicleta. Creación de espacios para compartir conocimiento y experiencias.
  • Dar más protagonismo a peatones, bicis y otros vehículos de movilidad personal en la ciudad.
  • Eficiencia en los criterios de diseño urbano y normativo de cara a integrar de forma segura a la bicicleta en la ciudad.
  • Dar visibilidad al ciclista en el espacio viario con señales, semáforos, letreros, etc.
  • Contar con una escala de prioridad en el espacio viario donde la movilidad activa esté en el primer peldaño.
  • El peatón debe ser prioritario y se deben minimizar los conflictos con ciclistas.
  • Se debe trabajar para calmar el tráfico de vehículos a motor en espacio urbano.

¿Qué acciones están previstas en este área temática?

En el área de infraestructuras ciclistas hay previstos hasta cuatro bloques de acción que dan buena cuenta de la importancia de este campo: el desarrollo de redes de vías ciclistas, el diseño de infraestructuras ciclistas, los estacionamientos para bicicletas y la red profesional de especialistas en urbanismo y movilidad ciclista. En el primer bloque la Estrategia Estatal por la Bicicleta establece las siguientes acciones a desarrollar:

  • Se planificará y desarrollará una red estatal básica de infraestructuras ciclistas interurbanas.
  • Diseño de un plan de conservación y eliminación de tramos de concentración de accidentes ciclistas en vías interurbanas.
  • Se dará soporte a la elaboración de planes específicos de acceso a infraestructura y servicios ciclistas urbanos en zonas periféricas y con riesgo de exclusión social.
  • Se dará apoyo a la elaboración de planes de adaptación de grandes vías de acceso a ciudades para su uso en bicicleta.
  • Cartografía detallada de redes ciclistas urbanas, periurbanas e interurbanas.
  • Se publicará un portal de datos de acceso abierto con cartografía, equipamientos, estado e información general sobre redes urbanas, periurbanas e interurbanas.
  • Se identificará y geolocalizarán tramos de autovías en los que se ha prohibido la circulación de ciclistas, incluyendo los tramos alternativos por los que pueden circular.
  • Publicación de un portal de datos abiertos de cartografía, equipamientos, estado e información general sobre las redes urbanas, periurbanas e interurbanas.

A lo anterior, se suman las acciones relativas al diseño de infraestructuras ciclistas, que son las siguientes:

  • Creación de manuales con recomendaciones de diseño de vías urbanas, periurbanas e interurbanas para su uso por bicicletas.
  • Elaboración de un catálogo de señales para circulación de ciclistas en ciudades, vías interurbanas, caminos rurales y senderos.
  • Desarrollar documentos sobre conservación de vías ciclistas, incluyendo criterios relevantes de seguridad vial de ciclistas en normativas y estándares de diseño de vías.
  • Crear guías en las que se visibilicen elementos de la movilidad ciclista en el ámbito urbano.

En el bloque de acciones destinadas a mejorar los estacionamientos para bicicletas se ha contemplado lo siguiente:

  • Fomentar la inclusión de aparcamientos para bicis en viviendas de nueva construcción, contemplando la posibilidad de introducir modificaciones normativas en el Código Técnico de Edificación para hacer que sean obligatorios.
  • Analizar otras posibles modificaciones normativas encaminadas a fomentar la inclusión de parkings de bicicletas en espacios comunitarios.
  • Crear guías para facilitar la instalación de aparcamientos en viviendas, comercios, oficinas, edificios públicos y centros docentes.
  • Elaborar estudios sobre la posible puesta en marcha de programas de ayudas para la instalación de aparcamientos en viviendas, comercios, oficinas, edificios públicos y centros docentes.
  • Apoyar la elaboración de planes de implantación de aparcabicis en espacios vecinales y de proximidad (bicilonjas, bicihangares…).
  • Publicar un abanico de buenas prácticas para comercios en la adopción de medidas amigables con el ciclista, poniendo en marcha un sello que reconozca a nivel nacional cuándo un comercio es amigable con los ciclistas.

Finalmente, en el bloque relativo a la creación de una red profesional de especialistas en urbanismo y movilidad ciclista se ha establecido:

  • Gestionar una red de especialistas en urbanismo y movilidad ciclista.
  • Colaborar elaborando programas de formación urbanística especializados en movilidad ciclista.
  • Poner en marcha un foro de experiencias y soluciones de integración de bicicleta en tráfico interurbano.
  • Elaborar estudios sobre tecnologías aplicadas a infraestructura ciclista.
  • Potenciar en el ámbito de la investigación universitaria la creación de cátedras relativas a urbanismo, movilidad y seguridad vial ciclista.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

Que haya un bloque destinado exclusivamente a mejorar la operatividad y seguridad de los estacionamientos para bicicletas es un buen síntoma de detección de una problemática que urge resolver. Dentro de ese bloque de acciones, la Estrategia Estatal por la Bicicleta destaca el deseo de fomentar que se integren parkings de bicicletas en viviendas de nueva construcción y en espacio comunitarios.

El catálogo de acciones relativas a conectar urbanismo y movilidad ciclista juega también una pieza clave en la creación de un entorno urbano amigable con la bicicleta.

Instrumentos para facilitar la movilidad ciclista

Esta cuarta área está destinada a plantear acciones que faciliten una oferta de servicios de movilidad ciclista que faciliten al ciudadano el uso de la bici.

¿Cuáles con los objetivos de este área temática?

  • Ampliación de redes de servicios públicos de bicicletas.
  • Generalización de la intermodalidad con el transporte público, facilitando especialmente el transporte de bicis a bordo.
  • Conexión de estaciones de metro, tranvía, tren y autobús con redes de carriles bici.
  • Instalación de parkings seguros y servicios de alquiler bici en estaciones de trenes y autobuses.
  • Potenciación de integración de tarifas entre transporte público y sistemas de bicicleta pública integrados en cada localidad.

¿Qué acciones están previstas en este área temática?

En este caso la Estrategia Estatal por la Bicicleta se divide en dos bloques de acción: el desarrollo de sistemas de bicicletas compartidas y la intermodalidad bicicleta-transporte público. En el primero se establecen dos acciones básicas:

  • Guía con recomendaciones para la puesta en marcha de servicios de bicicleta compartida, ya sea como servicio público o para centros de trabajo que deseen ofrecerlo a sus empleados.
  • Apoyar el diseño y puesta en marcha de sistemas de préstamo de bicis a largo plazo por parte de Ayuntamientos y empresas.

En el bloque de acciones destinadas a fomentar la intermodalidad, con especial atención a la conexión bicicleta-ferrocarril, se han establecido:

  • Crear un procedimiento para la coordinación entre actores implicados para la construcción o instalación de parkings de bicicletas en las estaciones.
  • Impulsar el desarrollo de políticas comerciales que concentren, agrupen y actualicen toda la información que concierne a la intermodalidad bicicleta-transporte público.
  • Diseñar un logo que identifique de forma sencilla el concepto de intermodalidad bici-transporte público.
  • Colaborar con los gestores de transporte público con plataformas de promoción y difusión de la bici.
  • Planificar proyectos de conectividad de estaciones de tren, autobús, aeropuertos con redes ciclistas urbanas, incluyendo la adaptación de estaciones de viajeros para su uso por ciclistas.
  • Crear guías para la implantación de servicios de préstamo y parkings de bici en estación intermodal.
  • Introducir progresivamente material rodante que facilite la intermodalidad bici-transporte público.
  • Poner en marcha sistemas de reserva de plazas para viajeros ciclistas en los trenes de media y larga distancia.
  • Desarrollar soluciones de abono de transporte y billete único. Integrando el sistema de bici compartida.
  • Incluir la bici en las plataformas logísticas de multiviaje que ofertan lo diferentes gestores de transporte público.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

Comprender al usuario de la bicicleta pasa por entender que se trata de un usuario dinámico: no desea moverse exclusivamente en bicicleta sino que busca complementar su uso con otros medios sostenibles de transporte. En este sentido, desarrollar una intermodalidad bicicleta-transporte público es un muy necesario.

También resulta interesante ver qué recorrido pueden tener los sistemas de préstamo de bicicletas a largo plazo, una de las acciones contempladas en el primer bloque.

La bicicleta como medio de transporte cotidiano

Tal y como establecimos al principio del artículo, uno de los objetivos de la Estrategia Estatal por la Bicicleta es conseguir que la bicicleta sea tenida en cuenta como un medio de transporte habitual y cotidiano.

¿Cuáles con los objetivos de este área temática?

  • Conseguir que la bici sea una opción de transporte generalizada e inclusiva.
  • Incentivar el desplazamiento a pie o en bicicleta en trayectos cortos en ciudad.
  • Fomento del desplazamiento al trabajo en bici como solución para la movilidad sostenible.
  • Preparar a los colegios en la adopción de soluciones propias de movilidad en bici.
  • Apoyo de medidas amables con la bicicleta en comercios, con especial atención al comercio de proximidad.
  • Fomento del uso de la bici en comercios, especialmente el comercio de proximidad.
  • Fomentar el uso de la bicicleta para públicos diversos en género, edad o clase social y según patrones propios de movilidad.
  • Evaluación de políticas fiscales en favor del uso de la bicicleta como medio de transporte.

¿Qué acciones están previstas en este área temática?

El catálogo de acciones de este área se divide en las acciones destinadas a promover el trayecto en bici al trabajo y a incentivar la bicicleta desde el ámbito laboral. Aunque ambos bloques podrían unirse perfectamente en uno solo, en el primero se ha contemplado:

  • Promocionar la realización de planes de transporte al trabajo por parte de empresas y entidades, incentivando los modos más sostenibles.
  • Crear la plataforma en Bici al Trabajo, en la que se incluirá un listado de entidades que faciliten la movilidad ciclista, con consejos para montar en bici de forma segura.
  • Elaborar un manual de consejos para empresas que deseen facilitar la movilidad en bicicleta.
  • Lanzar campañas de impulso de los planes de movilidad ciclista a centros de trabajo fomentando la movilidad sostenible.
  • Diseñar la puesta en marcha de programas de eventos de bicicleta al trabajo acompañado de una guía para la promoción de la bicicleta al trabajo.

En cambio, en el bloque dedicado a ofrecer incentivos laborales se propone:

  • Estudiar la posibilidad de modificar la normativa fiscal para incluir la movilidad en bicicleta para desplazarse al trabajo como concepto de retribución en especie.
  • Publicitar y aprovechar las condiciones de facilitación en la adquisición o mantenimiento de bicicletas para los desplazamientos al trabajo.
  • Crear un listado de empresas que ofrezca dichas facilidades a sus empleados.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

No es baladí que los bloques de acciones estén destinados casi en exclusiva al fomento del uso de la bicicleta como medio de transporte al trabajo. Es algo que aplaudimos y en lo que precisamente venimos trabajando con diferentes entidades desde hace tiempo, por lo que la apuesta por contribuir a hacer crecer esta práctica es más que bienvenida.

Seguridad y regulación. Mejora de la seguridad actualización de la normativa, formación, comunicación y concienciación en movilidad ciclista

Como ya hemos reiterado en otras ocasiones anteriormente, la seguridad tiene mucho que ver con el uso cotidiano que se hace de la bicicleta. Es por ese motivo por el que la Estrategia Estatal por la Bicicleta brinda especial prioridad a este ámbito que ha divido en un total de 4 bloques de acciones.

¿Cuáles con los objetivos de este área temática?

  • Dar garantías de seguridad a los usuarios más vulnerables de la vía.
  • Concienciar a los ciclistas sobre los riesgos con usuarios más vulnerables que ellos.
  • Promoción del uso de dispositivos de seguridad activa y protecciones.
  • Desarrollo de sistemas seguridad encaminados a reducir el riesgo de accidentes.
  • Disposición de análisis de movilidad y seguridad ciclista.
  • Fomación a ciclistas en circulación ciclista, habilidades sobre bicicleta, mecánica básica y primeros auxilios.
  • Fomento de comportamiento cívico entre ciclistas, conductores, motoristas y peatones.
  • Uniformización de normativas estatales, autonómicas y locales en lo referente a la bicicleta.
  • Regulación del ciclista como usuario vulnerable de la vía
  • Posibilitar en la regulación correspondiente la circulación de bicis para el transporte infantil y de mercancías
  • Extensión del BiciRegistro como medio para prevenir robos.
  • Extensión de la protección jurídica de ciclistas para la cobertura de riesgos de responsabilidad civil y robo.

¿Qué acciones están previstas en este área temática?

Las acciones previstas en este apartado de la Estrategia Estatal por la Bicicleta se han dividido en hasta 4 bloques: refuerzo de la seguridad vial ciclista, actualización normativa que afecte a la bicicleta, registro de la bicicleta y protección jurídica del ciclista. Todas ellas van encaminadas a hacer del ciclista un ente regulado y visible a ojos de las instituciones.

En el bloque dedicado al refuerzo de la seguridad vial ciclista nos encontramos con acciones como:

  • La promoción de instrucciones para la vigilancia policial de conductas de riesgo sobre los ciclistas, pero también de las conductas ciclistas de riesgo.
  • Promoción de las instrucciones de vigilancia policial y implantación de medidas para calmar el tráfico de vehículos a motor en espacio urbano e interurbano.
  • Desarrollo del programa “Rutas ciclistas protegidas” para la especial vigilancia de la circulación en vías interurbanas con alto tráfico ciclista.
  • Lanzar campañas de adopción de comportamientos seguros de circulación en bici.
  • Lanzamiento de campañas de sensibilización para el respeto del ciclista como grupo vulnerable en la circulación.
  • Diagnosticar puntos de elevada siniestralidad ciclista.
  • Publicar un informe sobre siniestralidad ciclista en el plano municipal en aras a poder hacer recomendaciones de vigilancia urbana e interurbana.

En la relativa a actualización de normativa que afecte a la bicicleta la Estrategia Estatal por la Bicicleta considera:

  • Elaborar un modelo de ordenanza para la regulación del uso de la bici en ciudades, y también para el uso de la bicicleta en espacios naturales dentro de las ciudades.
  • Introducir modificaciones en la normativa para calmar el tráfico en espacios compartidos con ciclistas.
  • Valorar la inclusión en la normativa estatal de medidas que refuercen la seguridad del ciclista.
  • Valorar la inclusión del robo de bicicletas dentro de los delitos y faltas del tipo “robo y hurto de vehículos”.
  • Adecuar la normativa que regula el tráfico de bicicletas en espacios naturales atendiendo a criterios comunes y objetivos sobre el impacto del ciclismo en estos territorios.

En el tercer bloque, referente a acciones relativas al registro de la bicicleta se contemplan 8 nuevas acciones:

  • Estudiar las funcionalidades del registro de la bicicleta.
  • Desarrollar sistemas de información necesarios para la operación de registro de la bicicleta.
  • Migrar los datos del actual BiciRegistro al registro de la bicicleta.
  • Introducir soluciones como la geolocalizacion o la identificación por radiofrecuencia para el registro de la bicicleta.
  • Desarrollar un modelo de financiación del registro de la bicicleta.
  • Diseñar y poner en marcha los sistemas de acceso al registro para los cuerpos y fuerzas de seguridad el Estado.
  • Poner en marcha un sistema de distribución del registro de la bicicleta en puntos de venta, asociaciones y clubes ciclistas, ayuntamientos, diputaciones, etc.
  • Lanzar campañas de difusión sobre la utilidad del registro de la bicicleta.

Finalmente, en la parte relativa a la protección jurídica del ciclista se propone:

  • Realizar un análisis de cobertura y producto disponible para el aseguramiento de la bicicleta y del ciclista.
  • Lanzar campañas de sensibilización sobre riesgos de responsabilidad civil y sobre las ventajas de tener un seguro de bicicleta.
  • Estudiar mejoras en la Ley de responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor para proteger a los ciclistas.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

Ir en bici debe ser SEGURO. Y para ser seguro en todos sus sentidos el abanico de acciones debe tener la amplitud de miras que se contempla en el Estrategia Estatal por la Bicicleta. Además, debe dejar de ser algo ajeno a casi cualquier normativa o regulación y pasar a estar contemplado en cada una de sus vertientes. Que se haya dedicado un cuidado especial a este apartado es reseñable.

Cicloturismo

El cicloturismo se plantea desde la Estrategia Estatal por la Bicicleta como uno de los cinco puntos prioritarios a potenciar en lo que al mundo de la bicicleta se refiere. Ya no solo por el potencial económico que implica, sino por el hecho de que puede servir para desarrollar un modelo turístico desestacionalizado más sostenible. Además, contribuye a generar una interacción especial entre entorno natural, paisaje y patrimonio cultural.

Para ello, está prevista la planificación de una red de servicios asociados al cicloturismo que sirva para paliar las carencias de un mercado todavía inmaduro en España pero que empieza a despuntar en algunos territorios.

¿Cuáles con los objetivos de este área temática?

  • Convertir a España en destino de referencia para el cicloturismo nacional e internacional.
  • Desarrollar una red de rutas que conecte destinos culturales, naturales y de ocio en el plano estatal, autonómico y local, incluyendo grandes rutas turísticas con conexiones internacionales.
  • Recuperar y dotar de equipamiento a las vías de bajo uso.
  • Conectar las rutas ciclables con los diferentes transportes públicos de cara a facilitar el acceso.
  • Publicitar una red de rutas ciclables a través de web y app y difundirla en colegios, clubes, asociaciones, etc.
  • Informar a través de señalización, apps, etc, de rutas ciclables.
  • Gestionar una correcta convivencia entre ciclistas, senderistas, vehículos a motor para una buena gestión del espacio que compartan.
  • Controlar qué impacto tiene la bicicleta en el entorno rural y natural, buscando maximizar el impacto económico local.
  • Promocionar el turismo de ocio y familiar en bicicleta.
  • Desarrollar las diferentes modalidades de cicloturismo y conectarlas con otros productos turísticos atractivos.
  • Profesionalizar la oferta de cicloturismo y servicios turísticos asociados, adoptando compromisos de calidad y sostenibilidad.
  • Impulsar de forma coordinada el cicloturismo por parte de todas las administraciones involucradas.

¿Qué acciones están previstas en este área temática?

Potenciar el cicloturismo no es tarea sencilla y requiere de una visión integral de este tipo de turismo. Para ello, la Estrategia Estatal por la Bicicleta divide tres bloques de acciones: la red de rurtas y destinos ciclables, el Club de producto de cicloturismo de España y la red profesional de especialistas en cicloturismo.

En lo que respecta a las acciones que abarcan la red de rutas y destinos ciclables se establece:

  • Desarrollar una red general de rutas ciclables multinivel que conecte ruta locales, autonómicas, estatales y europeas.
  • Impulsar la recuperación y conservación de infraestructuras para rutas ciclables, incluyendo señales informativas de acceso a rutas ciclables, dotación de equipamientos ciclistas y control de eco-contadores.
  • Apoyar la conetividad de estaciones de tren y bus con rutas ciclables.
  • Elaborar un manual de numeración, indicaciones y señales informativas en rutas ciclables.
  • Publicar un portal de datos en abierto sobre rutas ciclables (itinerario, estado, dificultad, normas, dotaciones, destinos) que pueda servir para el desarrollo de apps de planificación de itinerarios.
  • Elaborar un manual de buen uso de rutas ciclables.
  • Elaborar estudios sobre el grado de ciclabilidad de las rutas.

En lo relativo a las acciones destinadas a crear el Club de producto de cicloturismo en España se prevee:

  • Identificar a los actores implicados en el impulso del producto cicloturismo en España y en los elementos que lo componen.
  • Realizar un análisis comparativo de la situación de cicloturismo en diferentes comunidades autónomas.
  • Crear un club de producto y marca nacional de cicloturismo en España como alianza público-privada. Analizar la figura que configurará el ente que gestionará este club de producto.
  • Declarar el producto Cicloturismo en España en un congreso “fundacional”.
  • Desarrollar un modelo de excelencia en la oferta turística para ciclistas, con un sistema de sellos de reconocimiento y los premios anuales “Cicloturismo en España”.
  • Diseñar un plan de promoción nacional e internacional de club de producto y red de rutas y destinos ciclables.
  • Analizar la viabilidad de un portal de información unificado sobre producto cicloturismo en España que se integre en el portal oficial de turismo y coordinado con recursos de información y difusión que dispongan las administraciones autonómicas y locales.
  • Elaborar guías para la promoción de rutas ciclistas urbanas con destinos culturales, naturales y de ocio.
  • Lanzar campañas de concienciación para la convivencia de senderistas, ciclistas y otros usuarios en rutas ciclables.
  • Apoyar la suscripción de convenios entre operadores turísticos, administraciones y otras entidades implicada en las rutas.
  • Apoyar a los gestores de destinos especializados en cicloturismo para que dispongan de planes de sostenibilidad turística.

Finalmente, el bloque destinado a generar una red de profesionales de especialistas en cicloturismo contempla:

  • Crear una red profesional de especialistas en cicloturismo sostenible en bicicleta.
  • Elaborar manuales de cicloturismo urbano para Entidades Locales.
  • Crear un repositorio de buenas prácticas para ciudades amigables con el turismo urbano en bicicleta.
  • Emitir una serie de directrices que unifiquen la normativa reguladora de actividades turísticas en bici.
  • Crear un grupo de trabajo sectorial de cicloturismo.
  • Crear un foro de entidades, empresas y asociaciones del ámbito rural sobre rutas cicloturistas.
  • Estudiar oportunidades de retorno económico de las rutas ciclables.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

Nos parece básico que se haya contemplado el cicloturismo desde una vertiente profesionalizadora, entendiendo el desarrollo de este sector atendiendo a que tiene que apostar no solo por el crecimiento sino también por la calidad de la oferta.

Esa calidad pasa por la especialización en el sector, y para ello tanto la creación del Club de producto como le generación de una red de especialistas son dos buenos enfoques desde los que partir hacia un futuro prometedor en el cicloturismo español.

Ocio y deporte en bicicleta

¿Cuáles con los objetivos de este área temática?

  • Hacer que la bicicleta se popularice como instrumento de ocio y deporte sostenible, saludable y socialmente inclusivo.
  • Fomentar el uso de la bicicleta para el ocio y el deporte desde la infancia y la adolescencia.
  • Incrementar la cantidad y la difusión de pruebas ciclistas tanto profesionales como amateur con especial atención a las que se celebren en ciudades.
  • Dar mayor visibilidad al ciclismo femenino y al ciclismo adaptado.
  • Adaptar la infraestructura viaria para la realización de actividades de ocio y deporte en bici.
  • Establecer un marco regulatorio común para el uso de la bici y la convivencia entre usuario en espacios naturales.
  • Impulsar la coordinación entre agentes que intervienen en espacios naturales y aprovechar los beneficios que otorga el cicloturismo.
  • Fomentar la concienciación ciclista para que el colectivo sea referencia en cuanto al uso respetuoso de entornos naturales y la convivencia con otros usuarios.

¿Qué acciones están previstas en este área temática?

El área dedicada al ocio y el deporte en bicicleta se ha subdivido en dos bloques de acción: el fomento del deporte en bicicleta y la integración de ésta en medios rurales y espacios naturales. Igual que sucede con otros deportes que se practican en entornos naturales o protegidos, la bicicleta puede percibirse como una amenaza que impacte negativamente a la sostenibilidad de un lugar. Así, en el primer bloque de acciónes de contempla:

  • Elaborar una guía de coordinación entre organizadores, promotores y administraciones en eventos ciclistas de ocio y deporte.
  • Elaborar una guía de adecuación y gestión de vías para la celebración de eventos ciclistas.
  • Lanzar un programa de ayudas destinadas a eventos de ciclismo infantil, juvenil, femenino y adaptado.
  • Lanzar un plan sobre ciclismo base para impulsar la práctica del ciclismo de competición en la infancia y adolescencia.

En la parte relativa a integración de la bicicleta en medios rurales y espacios naturales se contempla:

  • Emitir directrices sobre convivencia en medios rurales y espacios naturales que adecúen la circulación de bicicletas en estos espacios.
  • Fomentar la dinamización de zonas rurales deprimidas que estén ubicadas en espacios naturales a través del cicloturismo.
  • Elaborar una guía de la correcta adecuación y gestión de las vías ubicadas en medios rurales y espacios naturales.
  • Apoyar la investigación, formación y difusión de estudios de impacto de la bicicleta en la naturaleza.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

Igual que en muchos ámbitos la bicicleta puede ser considerada un elemento vulnerable respecto a otros agentes, en otros espacios puede percibirse como lo contrario: una amenaza.

Es por eso fundamental que se establezcan una directrices bien marcadas de convivencia de bicicletas en medios rurales y espacios naturales, pues de ello depende que la bicicleta pase de percibirse como amenaza a ser una oportunidad.

Oportunidades y cadena de valor de la bicicleta

La novena área temática va destinada al “impulso para la fabricación y el comercio de bicicletas, motores de creación de empleo y autoempleo caracterizados por su innovación y flexibilidad”.

¿Cuáles con los objetivos de este área temática?

  • Desarrolllo del sector empresarial del mundo ciclista como ente estratégico para la economía.
  • Profesionalización del tejido empresarial en torno a la bicicleta.
  • Adopción de medidas amables con bici en comercios, con especial atención a comercios de proximidad.
  • Refuerzo de la colaboración entre empresas y Administraciones Públicas para el desarrollo del sector empresarial relativo a la bicicleta.
  • Fomento de la cooperación y acción conjunta de pequeños comercios del sector de la bici.
  • Desarrollo de la ciclologística como solución sostenible de última milla.
  • Profesionalización de la ciclologística en los sistemas urbanos de distribución de cercanías.

¿Qué acciones están previstas en este área temática?

Está penúltima área de la Estrategia Estatal por la Bicicleta se divide en tres subloques, destacando el último de ellos dedicado al desarrollo de la ciclologística.

En el primer bloque, dedicado al clúster de innovación y desarrollo empresarial está prevista la:

  • Creación de un clúster empresarial y de innovación en el que estén integradas empresas, administraciones públicas, universidades y centros de investigación.
  • Elaborar una propuesta de estrategia empresarial e industrial para la internacionalización y el I+D+i en el sector de la bici.
  • Fomentar el emprendimiento, la internacionalización y el I+D+i en el sector.
  • Poner en marcha convenios de colaboración entre sectores empresarial, administrativo y académico en lo referente a innovación y tecnología de la bicicleta.

En el segundo bloque de acciones, enfocado al Club de marca de comercios especializados en la bicicleta se ha contemplado:

  • Crear la marca de puntos de venta y talleres para la colaboración en distintas esferas: digital, compras, formación, etc.
  • Desarrollar un modelo de excelencia con sello de reconocimiento en comercios ciclistas, de acuerdo a unos estándares reconocidos y verificables.
  • Organizar los premios anuales “Ciclocomercio excelente”, en los que se reconoce a los comercios con mayor nivel de excelencia y con prácticas más innovadoras.
  • Desarrollar un programa de transformación digital del comercio especializado, dotando de competitividad a puntos de venta y talleres en el ámbito del e-commerce.

Finalmente, en el mencionado apartado de acciones dedicado al desarrollo de la ciclologística se establece:

  • Apoyar a las administraciones locales en la definición de estándares y la implementación de la ciclologística en la distribución urbana de mercancías.
  • Crear un portal que recopile datos sobre este sector en los países europeos de referencia, sobre empresas que hay en España y tipos de ciclos usados.
  • Elaborar una guía para la inclusión en los PMUS de estándares para la facilitación de la ciclologística.
  • Definir los requisitos para homologar bicicletas aptas para el transporte de mercancías.
  • Organizar los premios anuales “Ciclologística excelente”, unido a unas jornadas especializadas sobre el sector.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

El protagonismo brindado a la ciclologística no es baladí, dado que uno de los problemas de contaminación en las ciudades tiene que ver con el transporte de mercancías. En este sentido, la apuesta real por este tipo de soluciones sostenibles y menos invasivas del territorio urbano invitan a tener algo más de optimismo respecto a las ciudades del futuro.

Coordinación institucional y financiación

Este último apartado de la Estrategia Estatal por la Bicicleta es el que puede pasar más desapercibido pero el que marcará las directrices sobre las que realmente se podrán pivotar cada una de las áreas temáticas establecidas en los apartados anteriores. La idea de base es generar cierta proactividad entre los agentes implicados en la administración pública, el sector privado y las asociaciones.

¿Cuáles con los objetivos de este área temática?

  • Generar una estructura organizativa alineada entre las administraciones que esté centrada en la bicicleta y sea abierta a la ciudadanía.
  • Dotar de presupuestos para infraestructuras ciclistas, dando apoyo a la economía alrededor de la bicicleta.
  • Generar sinergias entre bici y políticas de salud, clima, turismo, educación, deporte, economía, etc.
  • Fomentar la investigación e innovación en movilidad ciclista.
  • Primar el impulso de la bicicleta como objetivo común de todos los partidos políticos, territorios y administraciones.

¿Qué acciones están previstas en este área temática?

Hasta 4 bloques de acciones están previstos en la parte de coordinación y financiación.

En el primer bloque, destinado al Marco general de políticas y estrategias por la bicicleta está previsto:

  • Fomentar la transformación de ciudades hacia un mayor uso de la bicicleta y inclusión en los PMUS de estándares para la movilidad urbana en bicicleta.
  • Apoyar la elaboración de planes locales y autonómicos de desarrollos de redes ciclistas, de vertebración entre poblaciones y turísticas, y interrelación entre planes ciclistas.
  • Realizar encuestas sobre políticas de movilidad en bicicleta.
  • Crear una red interdisciplinar para impulsar políticas públicas destinadas al fomento de la bicicleta.
  • Impulsar el “Pacto por la bicicleta” en el que partidos políticos, administraciones, asociaciones y empresas podrán adherirse.

En el segundo bloque enfocado a crear un Sistema de gobernanza por la bicicleta

  • Establecer una Oficina General de la Bicicleta que sea punto de referencia en la Administración General del Estado para el resto de administraciones que puedan estar implicadas.
  • Crear una red de puntos de contacto para la bicicleta en todas las instituciones de la Administración General del Estado. Esto incluye fomentar la figura del “responsable de la bicicleta” en CC.AA y EE.LL.
  • Dar el consiguiente apoyo a las administraciones públicas que tengan interés en promover procesos de participación, negociación, convenios de colaboración…encaminados a impulsar acciones conjuntas de impulso de la bicicleta.

En el tercer bloque se aborda la gestión de fondos para el fomento de la bicicleta, y se plantea:

  • Crear un repositorio de ayudas, contrataciones públicas y herramientas de financiación que sirvan de ejemplo a las administraciones interesadas.
  • Elaborar guías de concesión de ayudas y préstamos por parte de empresas a trabajadores para la movilidad en bicicleta.
  • Poner en marcha programas de ayudas públicas en el impulso de la bicicleta.
  • Elaborar guías para solicitar ayudas públicas y préstamos subvencionados para proyectos de impulso de la bici.
  • Elaborar un estudio comparado de políticas fiscales europeas para impulsar la bicicleta como modo de transporte, con especial enfoque en la movilidad al trabajo.

Finalmente, se determina un último bloque sobre conocimiento e I+D+i de la bicicleta con la idea de:

  • Crear un espacio de conocimiento compartido sobre movilidad en bicicleta.
  • Apoyar y asesorar proyectos de innovación relativos a la bicicleta.
  • Crear una red de agentes involucrados en el I+D+i en el sector de la bici.
  • Impulsar el establecimiento de centros donde se lleven a cabo proyectos innovadores relacionados con el uso de la bicicleta.
  • Estudiar la cuantificación económica de los beneficios que supondría la aplicación de acciones contenidas en la Estrategia Estatal por la Bicicleta.

¿Qué nos parece destacado de las acciones planteadas?

El establecimiento de la Oficina Central de la Bicicleta como elemento centralizador para coordinar acciones entre entidades es una buena iniciativa, si bien queda por saber qué competencias reales podrá llegar a abarcar y si podrá tener un protagonismo que no sea solo simbólico.

También parece importante trabajar por un “Pacto por la Bicicleta” que garantice que esta Estrategia Estatal por la Bicicleta sea entendida como una cuestión de estado. Un pacto de ese calibre garantizaría cierta continuidad más allá del horizonte de 2025, y permitiría trabajar en las acciones planteadas desde el largo plazo.

Conclusiones

Sería precipitado calificar de éxito o fracaso esta Estrategia Estatal de la Bicicleta. Para poder evaluar la EB será necesario revisar si su ejecución es real o si queda en un planteamiento simbólico. Sin embargo, sí que debe ponerse en valor que este planteamiento coloca la primera piedra a la ejecución de muchas de las reivindicaciones que se viene haciendo desde el sector de la bicicleta.

Por la parte que nos corresponde, no dudaremos en seguir trabajando para aportar nuestro granito de arena.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*